Archivo de la etiqueta: sanidad

Cada vez más vecinos, cada vez menos sanitarios

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS
 

Los municipios de la sierra, que disparan sus habitantes durante el verano, no ven aumentada su plantilla en los centros de salud y consultorios. Vecinos, alcaldes y profesionales piden un refuerzo

Consultorio de Miraflores de la Sierra, cerrado por las tardes desde el pasado 22 de marzo, cuando el Gobierno de Madrid, reorganizó la atención primaria.
Consultorio de Miraflores de la Sierra, cerrado por las tardes desde el pasado 22 de marzo, cuando el Gobierno de Madrid, reorganizó la atención primaria.SANTI BURGOS

Fernando Partida tiene la sensación de seguir viviendo confinado. Sale una hora por la mañana y otra por la noche, cuando menos gente puede cruzarse. ¿La razón? Está trasplantado de riñón, es consciente de que es población de riesgo y la situación de la atención sanitaria en su pueblo “no es precisamente un aliciente”. Vive en Los Molinos, una localidad al noroeste de Madrid, y su consultorio abrirá este martes a la atención presencial por primera vez en casi cuatro meses tras la reorganización de la atención primaria que la Consejería de Sanidad acometió cuando llegó la pandemia: se cerraron servicios, se concentró la atención en los centros de cabecera y se blindaron los edificios primando la atención telefónica. Y en Los Molinos, como muchos otros municipios de la sierra madrileña, parecen haber vuelto a los veranos de los setenta.

“La parte de la sierra de Madrid duplica población”, explica al teléfono Salvador Casado, médico de familia en Soto del Real, a 30 kilómetros al este del pueblo de Partida, al otro lado del parque de la Cuenca Alta del Manzanares: “Quizás este año más porque la gente no se marchará al extranjero, se quedará cerca. Además, la población fiel a la sierra suele ser mayor, pacientes con patologías más complejas de manejar. Y mucha población joven, caídas, esguinces, picaduras… Mucho trabajo. ¿Refuerzo?, nada de nada”.

Sigue leyendo

Urgencias hospitalarias: “la otra” atención primaria

En la entrada de la semana pasada (aquí) vimos como la sanidad pública madrileña aumentó entre 2004 y 2018 un 62% el número de médicos de atención especializada. El segundo mayor aumento de todas las CCAA y entre 3 – 4 veces más que lo que incrementó su número de médicos en los Equipos de Atención Primaria (EAP). Las consultas sucesivas a los médicos de atención especializada (AES) crecieron un 36% entre 2007 y 2018 (el segundo mayor incremento de todas las CCAA). Madrid no se distingue en esto, lamentablemente, de la tendencia de la mayoría de las CCAA pero sí la aplica con más intensidad. En lo que sí destaca Madrid es en el aumento de las visitas a los servicios hospitalarios de urgencias que crecieron un 37% entre 2007 y 2018, cuando en el conjunto del SNS crecieron sólo un 10% (en muchas CCAA no crecieron y en algunas incluso se redujeron levemente). Pues bien, todo esto no indica otra cosa que la atención primaria madrileña es de las más débiles de España. En Madrid, la legítima y cada vez más débil atención primaria está siendo sustituida progresivamente por “la otra” atención primaria, constituida por los servicios de urgencias hospitalarios, cada vez más dotada de recursos. Y este camino, ni es el mejor, ni el más efectivo, ni el más solidario, ni el más eficiente, ni el más adecuado para enfrentarnos a la enfermedad, en general, ni a la pandemia en particular. Veamos los datos a nivel nacional.

Sigue leyendo

Huelga de médicos residentes (MIR)

Nuestra solidaridad y apoyo a los médicos residentes que han sido decisivos durante la etapa dura de la COVID siendo sostén del hospital “milagro” de IFEMA, estando al frente de las urgencias y llevando casi todo el peso de la actividad asistencial en sus propios hospitales, asumiendo responsabilidades de “adjuntos”.


 

Radiografía de un colapso: cómo los recortes y las privatizaciones anticiparon el desborde del sistema sanitario en Madrid

El 20 de marzo, viernes. Dos hospitales públicos de la Comunidad de Madrid se quebraron. La oleada de pacientes provocada por la pandemia de COVID-19 sobrepasó los centros Severo Ochoa (Leganés) y Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares). Llevaban días en situación “dramática”, según contaban sus sanitarios, y aquella jornada solicitaron que trasladaran pacientes a otros hospitales al verse sobrepasada su capacidad de atención.

Otros hospitales bordearon situaciones similares: en el Universitario de Getafe, en Fuenlabrada, en el Doce de Octubre, en La Paz… Además, hasta 70 centros de Atención Primaria (incluidos de urgencias) cerraron para alimentar con sus profesionales el centro provisional de Ifema ante la falta de personal disponible.

La pandemia ha provocado una situación sin precedentes, pero detrás de esa excepcionalidad se escondía en Madrid una debilidad adquirida a conciencia. “Todos los años de recortes han hecho que el sistema se quedara muy adelgazado”, reflexiona el responsable del sector sanitario de UGT, Julián Ordóñez. ¿Recortes? La que fuera presidenta de Castilla-La Mancha, consejera de Infraestructuras de la Comunidad de Madrid y secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, aseguraba que los ajustes presupuestarios impuestos desde 2011 estaban “salvando los servicios públicos de la quiebra” y que su deterioro era una “falacia de la izquierda”.

Pero los recortes quedaron plasmados en las cuentas oficiales. La Comunidad de Madrid gastó en sanidad –no presupuestado sino gasto real– 8.438 millones de euros en 2011. Fue el pico. En 2018 el gasto, aunque remontó después de la crisis, fue todavía menor: 8.388 millones, según la Estadística del Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad. Entre medias, esa cifra estuvo por debajo de los 8.000 millones en los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016. Mientras tanto, la “población con derecho a la asistencia sanitaria pública” en la Comunidad de Madrid crecía. En 2008 eran 6,31 millones de personas y en 2018 llegó a los 6,78 millones. Un 7,4% más, según los datos del Gobierno regional.

Sigue leyendo

La Comunidad de Madrid privatiza el servicio de limpieza de seis hospitales en plena pandemia por el coronavirus

El Gobierno de Ayuso aprobó el pasado 27 de mayo la contratación del servicio integral de limpieza de varios hospitales de la Comunidad de Madrid y de los Centros de Especialidades y de Salud Mental que dependen de ellos, por un importe de casi 62 millones de euros desde este año y hasta 2023.

El Gregorio Marañón investiga un contagio entre profesionales
Entrada principal del Hospital Gregorio Marañón.(Archivo)

PÚBLICO | SERVIMEDIA

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 27 de mayo la contratación del servicio integral de limpieza de varios hospitales de la Comunidad de Madrid y de los Centros de Especialidades y de Salud Mental que dependen de ellos, por un importe de 61.921.933,92 euros desde este año y hasta 2023, con posibilidad de prórroga. El pasado 3 de junio, miércoles, se publicó la convocatoria de licitación del contrato de servicios, ya de forma irrevocable.

Sindicatos y diputados de Más Madrid y Podemos en la Asamblea de Madrid han empezado una campaña para denunciar que eta decisión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso supone la privatización del servicio de limpieza de seis hospitales públicos madrileños, entre ellos el emblemático Gregorio Marañón. En plena pandemia del coronavirus, y en un momento muy sensible respecto a los recortes sanitarios, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso sigue apostando por las privatizaciones.

Los contratos para los servicios de limpieza están divididos en siete lotes, hacen referencia al Hospital Universitario Ramón y Cajal, los Centros de Especialidades periféricas San Blas y Emigrantes, y los centros de Salud Mental San Blas, Ciudad Lineal y Barajas (lote 1); el Hospital Universitario Niño Jesús (lote 2), y el Hospital Universitario de la Princesa, el Centro de Especialidades Hermanos García Noblejas y el Centro de Salud Mental Chamartín (lote 3).

El cuarto lote lo integran el Hospital Universitario Príncipe de Asturias, su edificio de Urgencias, el centro de Salud Mental Puerta de Madrid y el centro integral de Diagnóstico y Tratamiento Francisco Díaz.

Sigue leyendo

Un centro de salud para las pandemias

La Gerencia Asistencial de Atención Primaria de Madrid del Servicio Madrileño de Salud ha hecho público hoy un informe sobre la actividad de los centros de salud durante los meses de marzo y abril de 2020 respecto a la COVID-19.

En la imagen se puede apreciar que se atendieron 362721 pacientes con código CIAP relacionado con COVID-19 (305783 eran casos y 59938 eran contactos). Acudieron directamente a los hospitales 41659 (14%) y 281924 (86%) a los centros de salud. La cifras se aproximan al número de casos no graves (80%) que ha mostrado la enfermedad

La distribución por áreas refleja diferencias notables que eran de esperar. La Dirección Asistencial Noroeste contiene los municipios más ricos de la Comunidad de Madrid y de España. La media es de 4786 casos/100000 habitantes.

Respecto a la actividad por días de los centros de salud tenemos

En azul el número de pacientes/día con sospecha o infección (obsérvese picos de 20000 y 23000 pacientes sobre todo los lunes) en rosa los protocolos de seguimiento (semanas por encima de los 10000 protocolos diarios) y en verde el número de pacientes hospitalizados.

Tiene muchos más datos que está bien leer con más detalle de lo que una entrada para un blog puede ofrecer.

A todo esto añádasele, como ya hemos comentado antes, montañas de papeles, montañas de avisos y el miedo que asoló nuestra comunidad.

Los centros de salud de la Comunidad de Madrid hicieron frente con la plantilla gravemente diezmada por los años de recortes y la enfermedad a una verdadera avalancha de consultas. Hubo que hacer un increíble esfuerzo para llegar a todas partes y probablemente, en alguna ocasión, fallamos. Era imposible.

Tuvimos que aparcar todo lo que antes hacíamos, tuvimos que cambiar por completo y adaptarnos como pudimos a las nuevas circunstancias.

Por eso, modestamente, pedimos la construcción de un centro de salud para las pandemias. Pensamos que disponemos de los mismos informes que avalan la construcción del hospital de campaña que la consejería planea. Podría ser también modular: un módulo para las bajas (tendría que disponer de codificadores profesionales que den satisfacción a los requerimientos de INSS), otro con un escribientes para las recetas de Mutualidades y distintos informes… aparte estarían los propiamente asistenciales. De esta forma, igual que en los hospitales en caso de nuevas epidemias el resto de los centros de salud podrían dedicarse a lo que hacen habitualmente, mejorar la salud de la población en sus barrios y hogares.
Pedimos, por favor, que le demos una vuelta a esta idea. Creemos que está muy alineada con el pensamiento actual. En IFEMA estaría bien, pero nos vale cualquier sitio.

José Luis Quintana en colaboración con Marisa Rogero, médicos de familia.

Fuente: ATensión Primaria

Ayuso anuncia un nuevo hospital y los sanitarios denuncian que falta personal para cubrir turnos en los que ya hay

El hospital de campaña de Ifema –el “hospital milagro” para Isabel Díaz Ayuso–, se convirtió en el eje de una campaña de propaganda con la que la presidenta de la Comunidad de Madrid buscó tapar los agujeros negros de su gestión en el epicentro de la pandemia en España. Ahora, con los focos puestos en la calamitosa gestión de las residencias donde han muerto más de 6.000 ancianos y que han desencadenado una crisis sin precedentes en su Gobierno, Ayuso anuncia un nuevo hospital de emergencias con el que quiere replicar al levantado en la feria de Madrid durante las peores semanas de la crisis sanitaria.

La infraestructura, sin embargo, horroriza al personal médico que considera que las prioridades deben estar en reforzar una plantilla mermada durante años y en mantener (y en ocasiones abrir) infraestructuras ya existentes como un ala del hospital infanta Sofía que a día de hoy permanece cerrada.

Junto a la Ciudad de la Justicia, símbolo de la corrupción y el despilfarro del PP de Madrid, Ayuso ha anunciado que levantará una infraestructura para hacer frente a pandemias puntuales y en la que invertirá 50 millones de euros. “Madrid sigue trabajando con certidumbre y pasos hacia adelante pero tenemos que prevenirnos ante cualquier adversidad e imprevisto, bien por la COVID-19 o por otras epidemias para el futuro. Todas estas enfermedades serán tratadas en este centro de manera que el resto de hospitales puedan seguir trabajando con normalidad”, anunciaba la presidenta madrileña este lunes durante la presentación del nuevo centro que pretende albergar 1.000 camas. En toda la sanidad madrileña hay algo más de 13.000 y todas fueron requeridas durante el pico de la pandemia.

Sigue leyendo

In memorian

Nuestro agradecimiento al compañero que ha elaborado este admirable, emocionante y triste informe que sirve de reconocimiento a todos y cada uno de los compañeros-as fallecidos. Descansen en paz.


Sanitarios en activo fallecidos por Covid19: cuando los números hablan por los muertos

A fecha de hoy, y salvo error u omisión, un total de 95 profesionales en activo del ámbito sanitario o sociosanitario han fallecido por Covid-19 en toda España. Fue la primera Encarni Vicente, la enfermera de 52 años del hospital de Galdakao, Vizcaya, fallecida el 18 de marzo. El último fue Leonardo Dante González, médico en una residencia de ancianos del pueblo de Villarrubia de los Ojos, Ciudad Real, fallecido el pasado 20 de mayo. Entre la primera y la última muerte han transcurridos 64 días, lo que significan 3 muertos cada 2 días (1,48 muertos/día). Llevamos 10 días sin noticia de ningún fallecimiento más. Trabajaban en el ámbito público 62 de ellos y 33 en el privado. Destacan, por profesiones,  51 médicos y 16 farmacéuticos comunitarios. El resto han sido, 8 auxiliares de clínica, 5 trabajadores de la limpieza, 4 enfermeros, 4 celadores, 3 conductores de ambulancia, 2 técnicos de farmacia,1 administrativo, y 1 odontólogo. El 19% de todos los fallecidos eran médicos que ejercían en centros de salud que, además, representaban el 35% de todos los médicos fallecidos y el 53% de los médicos fallecidos en la sanidad pública. Los números hablan por los muertos y lo hacen de forma clara sobre la mayor y más precoz mortalidad por Covid19 entre los médicos de atención primaria. Primero la relación de fallecidos. Después, los números hablarán por los muertos. Veámoslo todo.

Sigue leyendo

Saturno en el SNS y por comunidades autónomas

En los países desarrollados se ha demostrado que a mayor densidad de especialistas mayor mortalidad de la población. Y al contrario, a mayor densidad de médicos generalistas menor mortalidad (aquí). Lo mostró Barbara Starfield en 2005 (aquíaquí). Un trabajo canadiense más reciente también lo muestra (aquí). En España caminamos desde hace tiempo en sentido contrario. Además, durante los peores años de la crisis iniciada en 2008 se recortó más intensamente el gasto de personal de atención primaria que el gasto de personal de especializada (aquí). Nuestro Sistema Nacional de Salud arrastra desde hace algunos años un claro Trastorno por Déficit de Atención (Primaria) con Hiperactividad (Hospitalaria). Los primeros datos sobre el asunto Se presentaron en este blog en noviembre de 2016 (aquí). Se actualizaron en marzo (aquí y aquí) y septiembre (aquí) de 2018; en noviembre de 2019 (aquí) y en mayo de 2020 (aquí). Estas actualizaciones muestran la consolidación del TDAH del sistema. Se presenta hoy una actualización ampliada con datos de efectivos y consultas de enfermería en los Equipos de Atención Primaria (EAP) y de efectivos de enfermería en atención especializada (AES). Y la novedad: la evolución de estos datos durante los últimos años en cada uno de los sistemas regionales públicos de salud de las 17 CCAA.

PROCEDENCIA DE LOS DATOS
Los datos de población proceden del INE (aquí) y los de efectivos y consultas proceden del SIAE y del SIAP publicados en el Portal Estadístico del Ministerio de Sanidad (aquí).

SATURNO EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
Saturno en el Sistema Nacional de Salud

Respecto de 2004, el número de médicos y enfermeras aumenta el doble en AES que en los EAP. A destacar, el notable y rápido incremento de médicos y enfermeras de AES ocurrido entre 2013 y 2018 que casi iguala la pendiente de crecimiento observada entre 2004 y 2009. Sin embargo, entre 2013 y 2017 se redujo incluso el número de médicos de familia y entre 2012 y 2015 el de pediatras de EAP. Este mayor incremento en la dotación de personal en AES respecto de lo ocurrido en los EAP evidencia que el mayor gasto en AES no se debe únicamente a la tecnología como algunos cándidamente piensan.
Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: