Archivos diarios: 14 diciembre, 2018

¿Solo para conciliar?

regalo-envenenado

A la vista de la “Propuesta de modificación organizativa en Atención Primaria para adecuar la atención sanitaria la distribución de la demanda asistencial”, como Plataforma SAR comunicamos los siguiente:

Entendemos que este proyecto se plantea para solucionar un problema importante, y por lo tanto creemos que reconocer la existencia del conflicto es, ya de por sí, positivo. Sin embargo, no parece aportar soluciones reales al problema planteado. Propone una solución a coste cero y que solo se podría implantar en el 36% de los centros de la Comunidad de Madrid. Compartimos que es necesario hacer una apuesta por una castigada y agotada atención primaria, pero ésta tiene que incluir varios componentes, y entre ellos inevitablemente, el económico. No se puede organizar de forma efectiva unos recursos profesionales que son insuficientes. Y a pesar de que el documento propuesto insiste en muchas ocasiones en que el aumento de recursos no es una opción, teniendo en cuenta que Madrid es la Comunidad Autónoma con menos %PIB como gasto sanitario y la segunda en euros por habitante, lo que es inviable es seguir como estamos.

El turno de tarde, de 14 a 21h, supone una penosidad añadida en cuanto a la necesidad de conciliar con la vida familiar, y la única forma para cambiar de turno actualmente es el paso de mucho tiempo. Nos da la impresión de que se está utilizando esta circunstancia de una manera tramposa, aprovechándose de esta necesidad que tienen muchas de las personas que trabajan en este horario. Algunos, aún necesitando conciliar, entendemos que la defensa de una sanidad pública, de calidad y sin más recortes, está por encima de nuestras necesidades personales.

Nos preocupa, asimismo, que la resolución de un problema muy serio queda a merced de pactos internos, voluntariedad de los equipos y la diferente estructuración física de los distintos centros. Hay pilares del buen funcionamiento de la atención primaria, como la docencia, las reuniones de equipo (que suelen realizarse en el tiempo bisagra entre los dos turnos actuales, con menor afluencia de pacientes) y la longitudinalidad, que van a verse afectados al pasar un porcentaje no pequeño de la actual demanda a ser atendida en una especie de “guardia” desde las 18 hasta las 21 horas. Esta “guardia” , según la época del año, con consultas desbordadas, puede estar además inaceptablemente masificada.

Da la impresión de ser una medida improvisada, con muchas lagunas, que no ha sido suficientemente explicada a los profesionales, y que corre prisa en pilotar. Pedimos reflexión, acuerdo con los trabajadores, apoyo económico y auténtica intención reformadora de una atención primaria que necesita soluciones de manera acuciante.

 

Anuncios