Agresiones a dos enfermeras en las urgencias del hospital de Doce de Octubre

  • Las agresiones se produjeron el 30 de diciembre y el 1 de enero
  • “Esto no puede seguir sucediendo”, reclama la portavoz del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS)

http://players.brightcove.net/104403117001/ryg7RBsYbe_default/index.html?videoId=5700326699001

La situación de colapso que se viene denunciando en varios hospitales de Madrid ha llegado demasiado lejos. Hasta el punto que dos enfermeras del servicio de urgencias del Doce de Octubre han sufrido sendas agresiones por parte de un paciente del centro y de un menor en las últimas 48 horas.

La primera sufrió una patada; la otra un puñetazo. Los hechos ocurrieron los días 30 de diciembre y el 1 de enero. Ambas han presentado denuncia en comisaría.

Una portavoz del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS) ha señalado que las presuntas agresiones se produjeron cuando las enfermeras se encontraban en la zona de triaje de urgencias, donde se realiza una primera valoración preliminar a los pacientes para establecer su grado de urgencia. La primera tuvo supuestamente lugar el pasado sábado 30 de diciembre. Siempre de acuerdo con las palabras de la portavoz, una enfermera fue agredida por una paciente que estaba “harta de esperar”. “No era siquiera su turno, pero entró gritando y le pegó un puñetazo en la cara”, cuenta. La otra presunta agresión sucedió este lunes, cuando un familiar menor de edad de un paciente propinó una patada en la pierna a otra.

Las enfermeras han denunciado este mismo martes en la comisaría a los dos presuntos agresores por un delito de atentado contra la autoridad y otro de lesiones. Además, han formulado una petición a la Gerencia del Hospital para que se realice una reunión “de carácter urgente”.

“Esto no puede seguir sucediendo”, reclama la portavoz, que tiene claras cuáles son las razones de estos incidentes: “Las urgencias están colapsadas, no hay personal suficiente porque hay bajas que no se cubren y no hay camas porque hay unas 200 cerradas. Esto conlleva más tiempo de espera, lo que hace que los familiares y pacientes pierdan los nervios. Después de 12 horas esperando la pagan con el primero que pasa”.

La portavoz asegura que sufren agresiones verbales y las llaman “vagas” todos los días. “Creen que estamos tomando café, pero no es así. La gente no ve el caos montado que hay detrás de las urgencias colapsadas”, lamenta.

TeleMadrid

Anuncios

A los SAR, ni agua

Difundimos el artículo enviado por una compañera de SAR, que compartimos.

¿Para cuando un trato digno a los profesionales que velamos los 365 días del año por la salud de los ciudadanos?

¿Hasta cuando nuestros platos vacíos en guardias de 12, 17 y 24 horas?


PROBLEMAS MENORES

Dentro del escalafón, según importancia, es cierto que el tema que
trato hoy no está entre los primeros puestos. Pero no por ello voy a
dejar de hablar de él.
Hoy, 24 horas después del día de Navidad, todas las cadenas de TV
hablan, con indignación algunos, del menú de este señalado día
ofrecido a los policías que permanecen en Cataluña.
Pues me parece muy bien…! Estoy con muchos en que no es un tema
principal con la que está cayendo, que es más de lo que muchos pueden
permitirse, que están trabajando…
Pues, por mi parte, OLÉ esas quejas!!!
En primer lugar porque es una porquería de cena de Navidad. ¿Qué pasa,
que no podemos permitirnos un pequeño exceso en estas fechas?.
Y en segundo lugar, y para mí mucho más importante, porque de pronto
visibiliza de forma clarísima el hecho de que para otros
profesionales, en situaciones parecidas, haciendo guardias en días
festivos durante todo el año, no se contemplan, ni siquiera, esos
tristes espaguetis o esas tristes croquetas.
¿Somos los sanitarios de los SAR de otra especie?
Cubrimos las Urgencias Rurales durante 365 días al año, con sus noches
y no se nos reconoce nuestro derecho a cobrar una dieta alimentaria.
¿Qué hoy se habla de la dieta navideña de los policías?. Pues muy
bien, me alegro!!!
Que salga todo lo cutre que hay debajo de algunas alfombras. Así, a lo
mejor, sale algo de debajo de la nuestra y alguien “de por arriba” se
pone un poco colorado.
A todos los damnificados de un sector u otro, Feliz Navidad!!!

Gracia

BASTA YA !!!

indignados-y-calladosReproducimos esta carta que nos envía una compañera y que retrata una situación que se repite cada vez con más frecuencia. No es su voz, es la de todos y entre todos lo tenemos que solucionar.


A QUIEN LE INTERESE:
MALTRATO SANITARIO

Hoy no se trata de agresiones por parte de pacientes matones, obnubilados o violentos.
Hoy, tristemente, se trata de maltrato por parte de mandos intermedios, unos compañeros que ocupan puestos que (suponemos) deben resolver incidencias que surjan antes, durante y después de nuestras guardias.
Es un trabajo importante, por lo que supongo estará bien retribuido y si se hace bien… estará bien merecido.
Este puente de la Constitución, en mi Sar surgió una incidencia: uno de los médicos al salir de guardia pidió un “maloso” para el día siguiente, por no encontrarse bien.
La persona encargada de resolver este problema se limitó a devolver la pelota con un: “no hay solución, llama personalmente a tu compañera y dile que va a hacer la guardia sola”.
El día señalado, mi compañera y amiga llamó a su colega y comprobó que, efectivamente, estaba sola y con una presión asistencial importante, debido a la climatología y a las fechas festivas. Por todo ello, decidió incorporarse a la guardia a pesar de estar enferma.
Esta situación no es nueva. Sucede en todos los Sar. De hecho, en el mío, en Villa del Prado ha sucedido en dos ocasiones en los últimos meses. Otro profesional y amigo ha tenido que realizar dos guardias sólo y sin ninguna retribución posterior por haber resuelto la incidencia, haciendo el trabajo correspondiente a dos profesionales, durante 24 horas.
Y yo me pregunto:
¿No están diseñados esos puestos intermedios para solucionar estás y otras incidencias que surgen?
Siendo como son incidencias que se repiten en los diferentes Sar, ¿no deberían estudiarse soluciones prácticas, (alicientes económicos, valoración en horas extras, días libres por exceso de jornada…) que resuelvan el problema de la falta de listados?
¿Cómo es posible que la respuesta a un profesional que informa por su baja por enfermedad, se le conteste que avise personalmente a su compañero de que va a hacer la guardia solo, ya que el responsable de solucionar el problema no tiene a nadie en el listado?
¿No deberían nuestros gerentes “agarrar el toro por los cuernos” y dar una solución a este problema?
Si somos nosotros mismos, los trabajadores del Sar, los que debemos solucionar nuestros problemas de suplencias y buscar compañeros que hagan nuestras guardias cuando surge una enfermedad, un día por antigüedad, un exceso de horas…¿qué resuelven esos puestos intermedios que suponemos que son los encargados de ello?
Personalmente, denuncio esta situación de desamparo en la que nos encontramos los profesionales y como miembro de la Plataforma, invito a los responsables de que se produzcan estas situaciones, a resolver dichos problemas, en connivencia con los trabajadores del Sar, hallando entre todos soluciones factibles y reales.

Gracia

Sanitarios sin seguro de automóvil para visitar a los pacientes de los pueblos

Desde hace más de año y medio, la Plataforma SAR conoce el problema de la cobertura de los seguros de los vehículos que utilizamos, hecho que pusimos en conocimiento de la Gerencia de Atención Primaria.En distintas reuniones nos han ido dando largas y a fecha de hoy el problema continua sin solución, agravado en algunos casos, con coches que han estado circulando con la ITV caducada.

Hemos decidido denunciar estos hechos por entender que estaba en compromiso la seguridad e integridad de los compañeros que utilizamos esos vehículos, pero sobre todo por la pasividad de la Administración sanitaria para solucionarlo. 

Queremos manifestar  que desde mayo de 2016, distintos profesionales de la Plataforma SAR, venimos colaborando con la Gerencia de AP en distintos grupos de trabajo, con la mejor de las intenciones, para lograr que nuestras mejoras de trabajo repercutan de manera positiva en la calidad asistencia que prestamos a todos los ciudadanos.


La Plataforma SAR Madrid (Servicio de Atención Rural) denuncia que el seguro que la consejería tiene contratado, para los vehículos que utilizan para visitar a los pacientes, no contempla la cobertura del conductor. Sanidad lo reconoce y asegura que está intentando mejorar las coberturas

1512494855_966453_1512495893_noticia_normal

Al menos desde mayo de 2016 las enfermeras de este servicio rural realizan la atención domiciliaria en vehículos antiguos y cuyo seguro no les da cobertura en caso de accidente. Lo ha denunciado la Plataforma SAR: “las pólizas, según el portavoz José Ángel Romero, los contrata la consejería de Sanidad y aunque nos dimos cuenta hace año y medio, probablemente lleve siendo así toda la vida. Las conductoras, la mayoría son enfermeras, están desprotegidas en caso de ocurrir alguna incidencia mientras están trabajando”.

Una situación que, insiste Romero, conoce la Gerencia de Atención Primaria porque se lo han comunicado en reiteradas ocasiones. Por otro lado, recuerda, no estamos hablando de coches precisamente nuevos. “Desde que hace unos meses venció el contrato de leasing de los vehículos que tenía el SAR, se fueron sustituyendo por los actuales que son del parque móvil del SERMAS y que tienen más de 20 años.”Automóviles viejos que han llegado a estar en servicio sin pasar la ITV.

Pero no todos los centros del SAR cuentan con coche propio. Hay por lo menos cuatro en los que los trabajadores tienen que utilizar su propio vehículo para realizar las visitas. Cuando optamos a las plazas, dice Romero, “nadie nos preguntó en ningún momento si teníamos vehículo propio o carné de conducir”.

Sigue leyendo

Sin respeto y sin ITV

ITV

Los profesionales sanitarios de los Servicios de Atención Rural (SAR), se encargan de atender las demandas sanitarias de urgencias y de la atención domiciliaria programada (curas, inyectables…) de su zona básica de salud y poblaciones aledañas.

En el caso del SAR de Villarejo de Salvanés, además de los avisos del propio pueblo, se atiende a poblaciones como Belmonte de Tajo (8,2km), Fuentidueña de Tajo (12,2km), Valdaracete (12km), Villamanrique de Tajo (16,5km), Brea de Tajo (20km), Estremera (22km), para lo que se utiliza un vehículo del SERMAS, matriculado en el año 1996 (no todos los SAR lo tienen y los profesionales utilizan sus coches particulares).

Según nos hemos informado, los coches de los SAR, carecen de cobertura de seguro para el profesional que lo conduce (por lo general una enfermera-o) hecho insólito que, comunicamos a la Gerencia de Atención Primaria hace más de un año y que continua sin solución.

A esa irresponsabilidad, hay que añadir que el vehículo de Villarejo de Salvanés, está siendo utilizado con la ITV caducada el 30 de noviembre de 2017, hecho grave, no solo por el incumplimiento normativo, sino por el desamparo legal para profesionales y/o terceros en caso de accidente.

Por ello, denunciamos que estos hechos suponen una falta de respeto e instamos a la Consejería de Sanidad / Gerencia de Atención Primaria, a la inmediata solución de estos problemas y a tratar con la dignidad que se merecen a los profesionales de los SAR.

“Cierras la puerta de la consulta y puede pasar cualquier cosa”

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid ha denunciado en lo que llevamos de año  69 agresiones a médicos en la Comunidad. El 65% de ellas en atención primaria, un 20 % hospitalaria y entorno al 8% en la privada. Agresiones que llegan a ser graves teniendo en cuenta que los tribunales han sentenciado penas de cárcel para los agresores en 48 ocasiones.

MÁS INFORMACIÓN

La carencia de medios llega a un mismo vigilante de seguridad  preste servicio en dos centros distintos a la vez según denuncian desde el Colegio.

“Estamos solos. No tenemos personal de seguridad que nos pueda ayudar por las noches que es cuando suele haber más incidentes. Somos un médico y una enfermera siempre alerta y dispuestos a cualquier cosa”. Icíar Valero,  es médico del Servicio de Atención Rural (SAR) en Arganda del Rey, uno de los otros 40 centros que hay en la Comunidad de Madrid.

AUDIO 1 

José Ángel Romero, enfermero del SAR de Villarejo de Salvanés y también portavoz de la Plataforma SAR Madrid denuncia que en más de una ocasión han pedido por escrito  vigilancia durante las fiestas locales y “se nos ha denegado”,

Los SAR que en la Comunidad de Madrid cuentan con una plantilla de 198 médicos y 160 enfermeros se crearon en 2005 para prestar atención sanitaria urgente en los municipios que carecen de centros de atención primaria fuera de los horarios habituales. Desde entonces se suceden las denuncias de estos profesionales por falta de seguridad

Medidas de seguridad insuficientes

“El principal problema de seguridad es el acceso al SAR. Se nos ha instalado el videoportero pero abres sin saber lo que te vas a encontrar”, reconoce Natividad Gil, médico del SAR de Paracuellos del Jarama. Porque permitir el acceso a un potencial paciente no es una opción. “Tienes obligación de abrir la puerta sea quien sea que esté detrás de ella, y nadie en su sano juicio va a llamar a una puerta con un cartel que diga soy un agresor y vengo a violentarte”, añade Romero.

Desde la Consejería de Sanidad se reconoce el problema y aseguran que están trabajando en un proyecto piloto de localización GPS  de los facultativos que tienen que realizar visitas a domicilio. A eso añaden, la instalación de videoporteros y el refuerzo de las puertas de entrada a los centros.

Eso provoca situaciones tensas que incluso han acabado en agresiones a los sanitarios, como ocurrió recientemente en las fiestas de la localidad alcarreña de El Casar por parte de unos jóvenes madrileños.

Gracia Paz Martínez, enfermera en el SAR Villa del Prado, cuenta una de esas experiencias: “He tenido que dejar mi consulta para estar al lado del médico porque tenía un paciente conflictivo y en ese momento necesitaba de mi presencia al lado”.

Otra de las herramientas de que disponen los empleados es el botón del pánico. Está a disposición de todos los médicos de atención primaria y, en caso de que se presente una situación de posible riesgo para la integridad del médico o enfermero, este puede pulsarlo y llega una alerta al resto de ordenadores de los compañeros. En el turno del SAR, con un máximo de cuatro sanitarios para todo el centro, este aparato apenas es efectivo.

“Hay compañeros que han hecho escritos mediante el Colegio de Médicos de Madrid solicitando botones del pánico portátiles y conectados con la policía, porque si no, no van a seguir sirviendo de nada”, concluye Romero.

VIGILANTES DE SEGURIDAD COMPARTIDOS

El  Colegio Oficial de Médicos de Madrid pide a la Consejería de Sanidad que ponga en marcha un plan global  para acabar con la situación de “indefensión” con la que trabajan muchos médicos, sobre todo en la atención primaria.

Y un ejemplo claro de ello es, según Asunción Rosado, vicesecretaria del Colegio de Médicos  que “varios centros tienen que compartir a un mismo vigilantes de seguridad”.  A eso añade que en muchos casos el botón del pánico no funciona y “una vez que se cierra la puerta de tu consulta puede pasar cualquier cosa”. 

AUDIO 2

Cadena Ser